Saturday, January 05, 2008

Monday, September 25, 2006

Thursday, April 06, 2006




La palabra de Dios es como una gran torta que
que mientras mas la pruebes mas te gusta y
no puedes dejar de comerla.


" yo soy el pan de vida , y el que de mi come
no morira jamas "

Sunday, April 02, 2006

LA LIBERTAD INTERIOR

Lucas 18: 1-8

La Libertad Interior es lo mejor que puede pasarle a un ser humano.
No hay nada peor que tener la cárcel dentro de uno mismo.
Cinco tipos de prisiones

(Basado en los cuentos infantiles):

- La Bella Durmiente. Vivir durmiendo.

El que vive como la Bella Durmiente está dormido a sus sueños, capacidades, a la presencia de Dios. Pasa los años esperando que alguien rompa el maleficio y lo despierte. Muchas mujeres fueron entrenadas desde chicas para vivir dormidas: jugaron a la mamá; en la adolescencia debían ser bien lindas y delgadas para seducir, poder casarse y tener hijos; luego vivir para los hijos hasta que se van y esperar la muerte bebiendo y yendo a los juegos de azar con sus amigas. No ve el propósito de Dios y no logra nada, porque vivió para los demás (llámese casa, hijos, esposo).
Hay cristianos que se preocupan por estupideces y se olvidaron del propósito de Dios de ser líderes en su tierra, gobernar y ser cabeza.
El Señor te despertará. Puso un líder en vos, serás cabeza y no cola, alcanzarás los sueños de tu corazón y los próximos años serán los mejores. Aprovecharás cada minuto para Dios, caminarás con la frente en alto sabiendo que el Espíritu Santo y la Sangre de Cristo te han sellado para siempre.
Creemos que David escribió los salmos al lado de las ovejitas y pastos verdes, pero no es así, la mayoría fueron escritos adorando a Dios, arriba de un caballo, con una espada en la mano, gobernando.
Dios te dará un mensaje, una palabra, una adoración, una oración, no como un fin en sí mismo, sino para liberar el potencial de líder, despertar a la tierra que pertenece a sus hijos y nadie podrá en su contra.
Todo lo que pisen las plantas de tus pies te lo dará como herencia.
Descubrirás que sos como las águilas, volarás sobre los problemas y aterrizarás en la cima del éxito, porque con Dios nunca se pierde, siempre se gana.

-La Cenicienta. La que vive postergando su alegría.

Representa la cárcel de quienes viven postergando su alegría. Dicen: "Cuando", "Cuando consiga trabajo seré feliz", "Cuando me case...", "Cuando tenga a mi hijo..."; "Cuando venga un golpe de suerte, seré feliz", "Cuando me separe, seré feliz", "Cuando me sane...", "Cuando compre mi casa...", patean su alegría hacia el futuro.
La Biblia dice: "Iremos de gloria en gloria", pero - para llevarte a la gloria del futuro que es mayor -, debes aprender a disfrutar la gloria presente, tu ahora: "Éste es el día que hizo el Señor, me alegraré y gozaré en él". Disfrutá del presente sin condenación, sin culpas, sin traumas.

-La Bella y la Bestia. La salvadora.

Cree que, con su virtuosismo y amor, cambiará a la bestia en un dulce, amado y maravilloso señor. La Bella colecciona bestias, le atrae lo problemático; no puede estar con personas felices, ni integrarse en una iglesia próspera, ni servir donde hay victoria. No siembra en una mejor tierra sino donde hay necesidad y se enamora de los crónicos, de aquellos que ni Dios puede cambiar.
Su lema es: "Yo lo cambiaré con mi amor".
Se siente mal entre los felices atados a un mensaje de poder, porque tiene un mandato familiar antiguo: "Ser la salvadora de los demás".

- Caperucita Roja. La tonta.

La madre, la abuela, son tontas. Representa al ingenuo, al distraído, al que anda de un lado para el otro. Tiene el síndrome de Manoa (papá de Sansón) que era un tonto, le dijo a su esposa que moriría porque se le había aparecido un ángel anunciando el nacimiento de su hijo que vencería a los filisteos.
- Mamá Amparo. Pecho gigante.
Su lema es: "Hay que apoyar al hombre". Se viste siempre con la misma ropa, la camisa desgastada que ya no usan sus hijos, duerme en el sofá después de cenar: "Cállense que llegó papi y necesita descansar"; trabaja todo el día, come todo el día y su lema es: Dar, dar y dar.

Enseñanzas para ser libres.

1-Fe perseverante, activa mi momento.

La viuda del texto, no tenía hijos, la habían estafado y fue a un juez que no le daba importancia. No se ató a ninguna prisión interna, ni se victimizó, activó su fe perseverante y le dijo al juez injusto: "Hazme justicia". El juez injusto simboliza a Satanás que, por un tiempo, no la escuchó pero luego la oyó.
Satanás te robó a tus hijos, te mandó pobreza, derramó enfermedad, pero por un tiempo. Viviste con depresión, caminaste en desastre, pero acabó el tiempo de derrota; el enemigo ya no podrá hacer lo que quiera, Dios está levantando un pueblo activo que perseverará en su fe y caminará para alcanzar las promesas de Dios.
Decidí activar la fe obsesiva, como esta mujer, sé perseverante y quebrarás la espina dorsal al enemigo que te soltará al decretar la Palabra y la sangre de Cristo en su contra.
Fe perseverante, me conecta con otros y promueve.
"Jesús crecía en gracia con Dios y con los hombres".
Dios hará algo en tu vida por dos vías: por Él mismo y por la gente.
Alguien estará escuchando, viendo tu actitud, observando tus reacciones maduras frente a las crisis y te promoverá aunque no quiera.
Unción no es venir a una reunión, que se te erice la piel y ruedes por el templo (aunque toda experiencia es bienvenida), sino la perseverancia para resolver cualquier obstáculo.
No pararé hasta ver mi sueño cumplido y alcanzar las promesas que el Padre me ha dado.

2-Saber pedir.

-Pedir sin descalificar. Hay gente que nunca pide nada y, cuando lo hacen, explotan por lo que tragaron por mucho tiempo. Hay que aprender a pedir. -Pedir con sabiduría. "Me gustaría", "Necesito si es posible". La Biblia dice: "Pedid y se os dará". -Pedir siendo claro. Como si esperases recibir. Cuando Jesús ministraba decía: "¿Qué quieres que haga?" No decía: "¿Qué te pasa?" -Pedir sin agredir. Buscando el mejor momento. Muchas veces no somos sabios al pedir, lo hacemos cuando el otro está cansado, enojado o cuando nosotros estamos mal, en el momento equivocado. Tenemos que pedir con amabilidad, claridad, esperando el mejor momento.
Debemos proyectar fe en los demás.
Alguien dijo: "Cuando trato a la persona como lo que es, lo hago peor de lo que es; pero si la trato como potencialmente podría ser, lo convierto en lo que debería ser".
Tratá a la gente como profesional, creé en su capacidad, rebosante de ideas de oro, lleno del potencial de Dios, y te bendecirá.

3- Ser constante.

El juez dijo: "Si la dejo me va a agotar la paciencia". Él sabía que era predecible, constante. Muchas personas no alcanzan sus sueños porque son inconstantes. Un día dicen: "Hazme justicia" y al siguiente: "No importa, Dios proveerá"; Un día quieren algo y al siguiente otra cosa. Son bipolares, un día saludan y al otro no.
Predecible no es ser rígido sino constante de carácter.
La gente debe saber que lo que diste ayer lo darás hoy, no tiene que investigarte, ni necesita garantía. El juez soltó la justicia retenida porque dijo: "Esta mujer es constante, tiene una meta y no la cambiará por nada".

4-Motivarme con revelaciones cortas.

Cada día una revelación inspirada me motivará.
Salomón fue el rey más próspero de la historia y se motivaba con frases cortas. Los Proverbios son frases cortas. Gobernó un pueblo durante cuarenta años, los llevó a la paz y prosperidad con frases cortas de revelación. La publicidad de hoy aplica este concepto: frases cortas. La sociedad sabe que lo corto, breve, específico, es motivador y este concepto ya estaba en la Biblia desde antes.
Salomón decía: "hay hombres cuyas palabras son como golpe de espada, pero la lengua de los sabios es medicina". Pablo oraba por los filipenses, por los efesios, así: Padre, abre los ojos de su entendimiento para que les resplandezca tu Palabra.
Levántate cada día con una frase de Dios, repítela todo el día y aprenderás a automatizarte.
Sos un hijo de Dios que establece la verdad en su ambiente.

5-Nada me podrá detener.

Si trabajás en un lugar que no te gusta, ¡No te conformes! Si no es tu vocación, no es el propósito de Dios; por eso no lo hagas tu lugar permanente. Donde hoy estás ahí es un trampolín, un proceso, porque Dios quiere que estés en el lugar donde liberes tu potencial, ganes y estés bien.
La viuda no bajó su Standard, pidió justicia total.
Tu standard es que estés prosperado en todas las áreas y todo lo que hagas te salga bien.
Cuando los apóstoles salieron del aposento alto fue para parir un avivamiento y soltar la unción a todos.

6- Me levantaré en contra del infierno.

El motivo de esta parábola no era la justicia, sino que la viuda descubriera su verdadera naturaleza de conquistadora.
Todo lo que nos pasa espiritualmente es para surgir, despertar y dejar de perder el tiempo como en los cuentos.
Despertar al líder, al conquistador, a la autoridad que Dios nos dio.
Repetí: "No importa que estoy viuda, que estoy solo, que tenga a la sociedad en mi contra, que me hayan engañado, se acabó el tiempo del enemigo, ahora habrá bendición en mi vida".
Es el tiempo de la iglesia.
Todos los que te subestimaron serán humillados delante de tus ojos.
El diablo te estafó porque te consideró solo, pobre, malo, pero será humillado delante de tus ojos. Jesús dijo: "Si le quiebran la espina dorsal al diablo llevará un poco más de tiempo pero mientras eso ocurre todo lo que le pidan al Padre, te lo dará en velocidad divina".

Una persona libre interiormente es inamovible de lo que Dios le prometió.
La viuda fue una mujer libre porque no se movió de la promesa de Dios; supo que, aunque la justicia divina se tardaba, eso no significaba que Dios estaba aprobando al juez injusto, y con su fe perseverante, se mantuvo en el sueño de su corazón hasta que el diablo tuvo que ceder y abandonarla.

Dios levantará una iglesia inamovible, de gente firme que sabrá hacia dónde va.

Es tiempo de la bendición.